The Travel
Italia-France - 2009-06
monday, june 27, 2009, 06:12PM - Milano

El 13 de Junio llegó el día de tomar el avión hacia Europa. Al llegar al Aeropuerto tuvimos la mala noticia de que nuestro vuelo había sido cancelado por motivos técnicos.
Como suele ocurrir en estos casos, tuvimos que esperar un día antes de subir al siguiente avión disponible: un Air France. Habían pasado pocos días después del accidente que había sufrido esta empresa aérea entre Río de Janeiro y Paris, pero me quedé muy tranquila pensando que después de lo ocurrido, Air France, tomarían todos los recaudos de seguridad necesarios.
Antes de despegar tuvimos que esperar una hora más por un control antidroga, y durante la escala en Paris nos agarró un paro de empleados que nos demoró otros 40 minutos antes de poder descender del avión.

Con todo este retraso, claramente perdimos la combinación a Italia, pero en el aeropuerto internacional de Paris, las ventajas del Primer Mundo se manifestaron inmediatamente, ya que en la puerta del avión un educado empleado ofrecía orientación a cada pasajero, de modo tal que tomando nuestro boleto e introduciéndolo en una máquina, nos informó a los pocos segundos sobre el siguiente vuelo que podíamos tomar para llegar a Milano, imprimiéndonos en el momento un nuevo pasaje.
Finalmente llegamos al Aeropuerto de Linate en Milano, un lunes 15 de junio por la tarde, bastante cansados pero sanos y salvos.

Nos esperaba Jack, que es un amigo de Paolo desde hace 15 años.
Él estuvo pendiente durante las anteriores 24 horas de nuestras peripecias en los aeropuertos y siguió mimándonos las 24 horas de los siguientes días. Jack nos recibió con una sonrisa y un espíritu de anfitrión que mantuvo con alegría hasta el día de hoy.
Organizado por él y Ale recorrimos lugares de sueño, comimos comidas exquisitas y nos divertimos muchísimo.

El primer lugar a donde fuimos al llegar a Milano fue a Garage del Parco, la consesionaria de autos de Ale, el otro gran amigo de Paolo desde hace dos décadas. Allí nos esperaban con mucho cariño Ale, Manu, Vale, Andrea, Mónica, que más que amigos ya son Familia.

En ésta ciudad los lugares se pueden identificar por la cercanía a una Plaza, una parada del subte "metropolitana" o por la Puerta cercana. Históricamente la ciudad de Milano nació dentro de un anillo amurallado y se ingresaba a la misma a través de enormes puertas de piedra con diferentes nombres: Porta Romana, Porta Venezia, Porta Génova, etc.
La gran mayoría de estas puertas todavía se conservan y junto a otras grandes obras de arquitectura antigua hacen de Milano una ciudad muy interesante.

La primera semana Ale y Jack organizaron una reunión en un restaurante donde nos reencontramos con Adri, Massi, Betania, Cristiano, David, Rossana, Mónica, Alessandro, Valentina, Andrea, Manu y Pietro.
Todos los amigos de Paolo que conocí en el 2007 en la cena de mi presentación.
En aquel momento hablaba sólo dos palabras en italiano y ahora, dos años después, comunicándome mejor, pude conocerlos un poco más y ponerme al tanto de sus novedades.

Comenzamos con algunos trámites en la ciudad como renovación de documentos, licencias de conducir y legalizar en Italia nuestro matrimonio hecho en la Argentina en el 2007. Para movernos por el centro usamos subtes y colectivos, ya que sólo se puede ingresar al mismo un modelo de auto no contaminante: Euro 4.
Algunos medios de transporte tienen aire acondicionado y GPS que le informa al pasajero el nombre de la próxima parada y en cada parada con asientos y techo hay un cartel electrónico que indica en cuantos minutos esta por llegar el próximo colectivo.

Bastante diferente a los "pintorescos" colectivos del Perú, Bolivia o Ecuador que cuentan con un muchacho con medio cuerpo colgado fuera del colectivo que informa a gritos desaforados el nombre de la próxima parada. Llegamos al corazón mismo de la ciudad dentro de la Plaza del Duomo emocionados con la imponente Catedral de estilo gótico.

El primer fin de semana Jack nos invitó a casa de sus papás a Nice en la Côte d'Azur de Francia. Ale nos prestó de su concesionaria un BMW automático con GPS. Tomamos la Autopista hacia Génova y luego al oeste hacia Francia. Las carreteras se encuentran en perfecto estado y con una perfecta señalización motivo por el cual en un par de horas entramos a Francia. En la frontera no existe aduana, ni controles, ni sellados de pasaportes.

La Costa Azul es una mezcla de elegancia y belleza natural. Llegamos a Nice para el Fête de la Musique y en cada rincón de la ciudad, al aire libre, había un grupo tocando jazz, música tecno o rock. Pasamos horas caminando por el centro histórico de la ciudad escuchando y respirando ese ambiente de fiesta y cultura.

Por la mañana es un placer gustativo refinado tomar un café con las originales croissant francesas calentitas que se desarman en la boca. Paolo y Jack me hicieron conocer la playa del Domaine Des Pissarelles, donde ellos pasaron lindos momentos en el pasado y donde por primera vez me bañé el las azules aguas del mar francés.

Continuamos el paseo por la Costa Azul, entrando a Èze Village, un antiguo y encantador pueblito en lo alto de una montaña rocosa pegada al mar. Recorrimos a pie sus angostas callecitas, pasando por adorables casas antiguas de piedras con balcones repletos de flores.

Entre las casas, se encuentran algunos Hoteles boutique o barcitos, con una vista privilegiada sobre el mar. En el exclusivo Chateau d'Èza nos sentamos a descansar y brindar a la salud de la amistad con una copa de champagne Francés.

El siguiente día en Paloma Beach, en San Juan de Cap Ferrat, tomamos un poco de sol y mar, esperando el atardecer con un aperitivo de frente al mar.Terminamos nuestro primer fin de semana en Europa en el Puerto de Nice, comiendo sardinas asadas, conchas negras y rabas fritas y con la promesa de Jack de que regresaríamos.

La segunda semana en Milano seguimos visitando amigos.
Nos fuimos hasta la nueva casa de Adri y Massi en Novate Milanese, y conocimos a sus hijitos Sofi y Alessandro.
Jack que ama cocinar, preparó de todo: un antipasto con queso francés, un primer plato de pasta con frutos de mar y un segundo de calamares rellenos. DELICIOSO!!!
Durante la noche llamamos a Ricardo, que es el papá de Adri y nuestro querido amigo colombiano, para felicitarlo por sus lindísimos nietos. Adri, Massi, Ale y Sofi, forman una familia preciosa.

Visitamos a los tíos Nino y Wilma que viven en un barrio tranquilo casi a las afueras de Milano. La tía Wilma nos preparó un almuerzo buenísimo: spaghettis con atún como primer plato y lomo al champignon como segundo, ensalada de fruta y torta helada casera de postre. En ese momento mientras disfrutaba de la riquísima comida, descubrí que inevitablemente engordaría algunos kilos en las próximas semanas.
Y efectivamente en este momento tengo una panza gigantesca, desproporcionada con el resto del cuerpo. Ja, Ja!!!

Les dimos nuestros regalitos elegidos en diferentes países de Sur América y pasamos un momento en familia, viendo fotos y escuchando la historia de amor de los tíos y lo difícil que fue para ellos superar la época de la segunda guerra mundial cuando era casi imposible llevar el plato de comida a la mesa. También escuchamos su simpática historia de cómo se conocieron, Nino invitando a Wilma en el sótano que él y sus amigos transformaron en sala de baile, que en esos años se volvió famosa. Ellos se conocieron bailando y el swing de entonces, se transformó en un tango apasionado.

Nos reencontramos con un grupo de compañeros de la escuela secundaria de Paolo a compartir una comida. Pasamos una linda noche, entre recuerdos de la adolescencia y relatos de cómo desarrolló la vida cada uno a lo largo de los años.

A dos cuadras del departamento de Jack están las oficinas centrales de 3 Caravelle, la empresa de Software de Paolo, Jack y Maurizio. Se encuentran en la planta baja, dentro de un edificio de época con una linda fachada. Sus ventanas dan a un patio interno con jardín y árboles.

El segundo fin de semana, Ale y Mónica nos invitaron a su departamento en Riva Trigoso, pequeña localidad de mar a 180km de Milano cerca de Genova. Ellos reciclaron con muy buen gusto este departamento, y desde el balcón del primer piso se puede disfrutar de la brisa, y la vista del mar.

Compartimos tres días cocinando verduras de huerta, pescado fresquísimo, la pasta con Pesto alla Genovese y la foccacia. Disfrutamos juntos de tardes de playa en familia, con Leonardo de 4 años que jugaba felíz en el mar.

Recorriendo el pueblo de Riva, descubrimos una competencia al aire libre de cocineros del Pesto alla Genovese, donde el jurado explicaba las proporciones exactas de albaca, pinoli, ajo y aceite de oliva y la manera correcta de mezclar los ingredientes.
Obviamente compramos un frasco de pesto en las "bancarelle" o puestos callejeros, donde también se vendían quesos de distinto tipo, fiambres, dulces caseros y vinos.
Todos productos de producción regional muy frescos que pudimos comprobar probando un poquito de todo. MMM Que Rico!!!

Empezamos el mes de Julio paseando por la región del Oltrepò Pavese a 70km de Milano, atravesando el Río Po, que es el mas largo de Italia. Esta región parece una pequeña Toscana, con algunas suaves colinas sembradas para la producción de vinos.
Un paseo sumamente agradable por el clima más ventilado, la tranquilidad y el silencio.

Por la noche visitamos a los primos Giorgio, Betty y los sobrinos Bea, Massi y Franci.
Viven en una casa preciosa con jardín en un barrio tranquilo en las afueras de Milano. El barrio parece bastante seguro, ya que al llegar encontramos a Franci jugando en la vereda sobre su skateboard. Aunque después nos enteramos que lamentablemente, unos meses atrás entraron ladrones a la casa.
En este momento es período de vacaciones de verano, pero Franci y Massi van todos los días a las actividades de la iglesia donde se divierten. Mientras que Bea estudia Latín y Griego, porque se llevó las materias.

Franci, el más pequeño, se mostraba con mucha energía y entusiasmado de jugar con su tío Paolo al metegol y era muy tierno verlo enojarse al perder el juego.

Massi, es un jovencito muy cariñoso e inteligente y se ponía a conversar argumentando sus discursos y gesticulando expresivamente.

Forman una familia preciosa, con lindísimos valores humanos y con una manera cariñosa y solidaria de relacionarse con el mundo.
El mes pasado mis primos Ivi y Lu hicieron un viajecito por Europa y al pasar por Milano durmieron tres días en casa de Betty y Giorgio que los hicieron sentir como en casa.
GRACIAS BETY, GIORGIO, BEA, MASSI Y FRAN!!!!