The Travel
Panamá con Nadja y Marcel - 2009-12
domingo, diciembre 27, 2009, 07:40 PM - Panamá

Este es el último capítulo del 2009.
Pero antes de contarles lo vivido en diciembre, les regalo un pequeño álbum fotográfico.

OBELISCO DE BUENOS AIRES EN ARGENTINA- 2008.

COSTA ATLANTICA EN PUNTA DEL ESTE EN URUGUAY-2008.

LA CORDILLERA DE LOS ANDES EN CHILE-2008.

NOCHE TIBIA EN EL LAGO AZUL DE YPACARAY EN PARAGUAY-2008.

PAN DE AZUCAR EN RIO DE JANEIRO DE BRASIL- 2008.

CHOLA EN EL LAGO TITICACA A 4.000 METROS- 2008.

SORDIDO DESIERTO DE LAS LINEAS DE NAZCA EN PERÚ- 2008.

PUEBLO DE SUA EN LA COSTA PACIFICA DE ECUADOR- 2009.

MAR CARIBE, DE CARTAGENA EN COLOMBIA- 2009.

MAR COLOR CELESTE, PARQUE DE MORROCOY EN VENEZUELA- 2009.

MAR MEDITERRANEO DE SARDEGNA CON SUS AZULES- 2009.

OSTRAS FRESCAS EN LA COSTA AZUL DE FRANCIA- 2009.

PASEO A PLENO SOL POR LAS ISLAS BALEARES- 2009.

TARDE POR LOS MUSEOS DE LUGANO EN SUIZA- 2009.

En Panamá desde que se inauguró el Canal en el año 1914 se instalaron a vivir muchos norteamericanos y con ellos se fueron quedando sus costumbres, su comida, sus fiestas.El 26 de Noviembre fue el día de Acción de Gracia o Thanksgiving Day y unos amigos americanos nos explicaron el significado y el origen de ésta fecha. Cuentan que al tiempo del New England, los pueblos encontraron una manera para agradecer la tierra por la riqueza de las cosechas.

DIA DE ACCIÓN DE GRACIA EN BOQUETE, PANAMÁ- 11/09.

Cada año en noviembre se recolectaban algunas verduras, frutas y se rellenaba un pavo que se llevaba a la mesa, de esta manera se festejaba el agradecimiento a la tierra, compartiendo la comida con la familia, los amigos, y todo aquel que pasaba por la puerta era invitado a entrar.
Este festejo se mantiene hasta el día de hoy y para los norteamericanos es una fiesta muy importante.
Nosotros, tuvimos la suerte de ser invitados nuestros nuevos amigos americanos: Jey y Terry.
Comimos el Roasted Turkey Gravy, en un restó Francés de Panamá. Divertido: Paolo italiano, yo argentina, festejando el Thanksgiving Day con norteamericanos en un restaurante francés de un pueblito centroamericano.

EL COCINERO FRANCES, LA COMIDA AMERICANA, EN PANAMÁ- 11/09.

Dormimos las últimas noches en la montaña de Caldera a 800 metros sobre el nivel del mar.
Ariana y Kirt, gente muy amable nos permitieron instalarnos con la Bambi en su terreno maravilloso.
Una mañana, después del café, preparamos la camioneta para retomar el viaje, saludamos a los empleados de Kirt y partimos.

JARDINEROS DE KIRT ARREGLANDO EL PASTO EN CALDERA- 11/09.

Retomamos la Panamericana rumbo el este y a la capital.
Llegamos a un camping en el pueblo de Santa Clara, el único camping en todo el país con agua, electricidad y descarga de las aguas negras para las casas rodantes. En el camping nos esperaban nuestros amigos de Suiza: Marcel y Nadja. Ellos tenían en Appenzzeller, Suiza un restaurante, motivo por el cual ambos cocinan de maravilla.
Para recibirnos prepararon un risotto delicioso con frutos de mar.
Gracias!

MARCEL Y SU RISOTTO CON FRUTOS DE MAR-11/09.

Paolo se puso a tocar la guitarra y se sumaron al círculo una pareja de franceses: Rodolfe y Miryam, que están viajando, acompañados de sus tres hijos varones en su casa rodante.
Son los últimos días de viaje antes de vender el motorhome y regresar a Francia.

PAOLO TOCA GUITARRA, LAS VICTIMAS QUE ESCUCHAN SON RODOLFE Y MIRYAM- 11/09.

Al día siguiente, con Nadja y Marcel, nos fuimos a conocer El Valle, que es un pueblo dentro de un cráter muerto de un volcán.
Visitamos el mercado, donde encontramos frutas y verduras frescas. Recorrimos el sector de artesanías donde encontramos objetos de madera, sombreros de paja, trajes típicos y las famosas Molas.
Las Molas son trabajos hechos a mano por los aborígenes Kuna.
Se realizan superponiendo varias capas de telas de algodón de fuertes colores, y se van recortando figuras geométricas o de animales.

SEÑORA KUNA EN MERCADO DE ARTESANIAS DE EL VALLE- 11/09.

En el mercado nos reencontramos con los franceses Jerome e Roxanne con sus hijitos. Les recomendamos acercarse hasta el camping de Santa Clara, para conocer a la otra familia de franceses viajeros.
Regresamos todos al camping y por primera vez en Panamá, estacionamos las Bambi junto a otras tres casas rodantes.

LA BAMBI JUNTO A OTRAS TRES CASAS RODANTES. 11/09.

En Santa Clara, por un rato, se formó un lindo grupo de viajeros de diferentes nacionalidades:
Jerome y Roxanne, Rodolfe y Miriam, Bruno, franceses. Nadja y Marcel, suizos. Paolo, italiano. Charlie y yo, argentinos.
Todos con diferentes puntos de salida, diferentes puntos de llegada, diferente cantidad de tiempo viajando, diferentes objetivos, diferente información para intercambiar, pero coincidiendo por un día en este lugar del planeta.

GRUPO DE VIAJEROS DE DIFERENTES NACIONALIDADES- 11/09.

Decidimos compartir con Marcel y Najda, algunos días juntos y partimos rumbo a Ciudad de Panamá.
Recorrimos 150 kilometros por una Ruta en bastante buen estado.
Al llegar a la ciudad nos estacionamos en el Causeway de Amador que es un sector con parques y de frente al Canal de Panamá, entre el Puente de las Américas y las tres islitas Perico, Naos e Flamenco conectadas a Amador por un terrapleno.

LA BAMBI Y LA SALLY ESTACIONADAS JUNTAS EN PANAMÁ CITY-12/09.

Durante la primera semana de diciembre paseamos por la ciudad y sus enormes Centros Comerciales, nos reencontramos con Giorgio que es el italiano que trasladó su casa rodante desde Colombia a Panamá en el mismo barco que nosotros.
Recorrimos la Ciudad Vieja y pasamos a saludar a Marco, que es el italiano que tiene un excelente restaurante en esa zona: Caffè per due. Marco también nos da algunas sugerencias sobre donde ir y que ver para invertir.

DESDE EL BARRIO VIEJO SE VÉ LA NUEVA CIUDAD DE PANAMÁ-12/09.

Llegan a Amador Jerome, Roxanne con sus hijitos y más tarde llega Bruno. Estan averiguando la manera de trasladar sus casas rodantes a Colombia, motivo por el cual les pasamos todos los datos que tenemos de Agencias Navieras.
Finalmente contratan un container para los dos vehículos, que por las medidas de ambos logran entrar justito, desinflando los neumáticos, y de ésta manera el traslado les resultó más barato de lo habíamos pagamos nosotros.

LOS FRANCESES Y SUS CASAS RODANTES EN PANAMÁ CITY- 12/09.

Siguiendo las instrucciones de Marco, partimos con Marcel y Nadja hacia Portobelo, que es un pueblo sobre la costa del Caribe.
Estamos en la búsqueda de una playa con la arena blanca y el mar tibio de color turquesa, que es nuestro sueño de "nuestro lugar en el mundo" para quedarnos a vivir. En el camino queríamos ver las esclusas de Miraflores, pero ya que no hay indicaciones sobre la ruta, Giorgio nos escoltó con su moto.
Nos llevó a través de una ruta lindísima, paralela a la autopista que está rodeada de una abundante vegetación. Llegamos a Miraflores y encontramos un sector al costado de la ruta para estacionar.
Un alambrado separar el estacionamiento del sector de las esclusas, motivo por el cual, para conseguir una foto sin líneas de alambre en el medio, hay que treparse al alambrado, violando las prohibiciones, o atravesar la ruta para escalar la colina de enfrente desde donde la vista panorámica es mejor.
Finalmente, bajo el intenso sol del medio día, logramos ver pasar un crucero y sacar un par de fotos.

LA BAMBI Y UN CRUCERO EN LAS ESCLUSAS DE MIRAFLORES-12/09.

Después de recorrer 100 km. aproximadamente, llegamos a Portobelo y encontramos un pequeño pueblo muy pintoresco.
El día que llegamos en Panamá (17 de octubre) se festejaba al Cristo Negro de Portobelo, que es una fiesta muy reconocida en este país.
Nos encontramos con Lionel, un francés que vende un restaurante, una pizzería y un Bed & Breakfast en la zona.
Lamentablemente ninguna de las tres propiedades están ubicadas sobre el mar y sus precios de ventas son extremadamente altos.

PORTOBELO-12/09.

La verdad es que todos los precios de terrenos y propiedades que vimos en los diferentes lugares de Panamá, están extremadamente altos, motivo por el cual ya no es un negocio comprar en éste país como sí lo era cinco años atrás.
Se hizo tarde y Lionel nos permitió instalarnos hasta la mañana siguiente, en un espacio de su restaurante.
Estando allí pudimos presenciar como no llegó ni siquiera un cliente en toda la noche.
A la mañana siguiente se apareció a Portobelo Giorgio.
Después de compartir un café, nos acompañó hasta una playa de frente a Isla Grande.

LA BAMBI, LA SALLY Y LA MOTO DE GIORGIO EN PORTOBELLO-12/09.

Al llegar a la playa, estacionamos en una especie de camping con mesitas de cemento y sombrillas de paja de frente a la puerta de las habitaciones para hospedarse que estaban fuera de servicio y un bar con la música a volúmenes insoportables.
Nos confirmaron que la música se mantenía encendida toda la noche.entendimos inmediatamente que no era el lugar para instalarnos.
De todas maneras nos metimos todos en el mar para refrescarnos del calor y poco a poco fuimos elaborando la desilusión.

BAÑO EN EL MAR DE PORTOBELO- 12/09.

Al medio día almorzamos todos juntos en el único restó que encontramos sobre la playa.
Comimos frutos de mar muy frescos, preparados de diversas maneras y acompañados de mandioca frita y arroz con leche de coco.
Todo muy digno y a buen precio.

PEQUEÑO RESTAURANTE DE PORTOBELLO- 12/09.

Después del riquísimo almuerzo caribeño nos fuimos a explorar los 500 metros de asfalto que quedaban antes que comience la ruta de tierra entre la foresta. La idea es encontrar un lugar silencioso y seguro para pasar la noche.
Giorgio, nos acompaña a buscar y se cruza con un antiguo empleado suyo de la época en que tenía terrenos en la Isla Grande, de frente a Portobelo.
Este empleado nos asegura que al costado de la casa de su hermana hay un espacio verde donde podríamos estacionar los dos vehículos.
Efectivamente el lugar resulta perfecto para nosotros con su césped cuidado y la brisa que llega del mar.

LA BAMBI Y LA SALLY, INSTALADAS DE FRENTE A ISLA GRANDE- 12/09.

Nos quedamos unos días en este pequeño paraíso que hasta tenía una canilla de agua.
Los lugareños que se acercan a vendernos la pesca del día como cangrejo o langosta y Marcel y Nadia preparan platos deliciosos.
Y a partir de ese día empezamos un genial deporte, que practicamos juntos durante todo el mes: comer muy bien, en la sucursal rodante del s'Dufour de Herisau, Appenzeller Suizo.

MARCEL Y LOS SPAGHETTIS S`DUFOUR CON FRUTOS DE MAR- 12/09.

Exploramos Portobelo, por caminos de tierra con subidas y bajadas pronunciadas. Nos informamos con los propietarios extranjeros sobre las características de la zona y nos contaron que no tienen servicio de recolección de la basura y que en esta zona a diferencia del resto del país, nunca se desarrolló el turismo.

LA GENTE ABANDONA SUS LATAS EN EL MAR-12/09.

Marco, nos recomendó también visitar la Playa Langosta y en camino de regreso a Panamá, pasamos a conocerla.
El lugar tiene un restaurante, duchas frías, baños, por 7 dólares la noche, tenemos la posibilidad de enchufar la Bambi a la electricidad.
Los vehículos se estacionan en la playa bajo las palmeras.
El mar es calmo.
Lástima que la gente no cuida ni mínimamente el lugar y por ejemplo beben sus cervezas mientras se bañan en el mar y cuando las terminan simplemente las sueltan dejándolas flotar.
La arena está sembrada de botellas de vidrio, vasos, cubiertos, platos y envolturas de plástico, y los enormes tachos de basura quedan vacíos!!!

PANAMEÑOS SE VISTES PARA BANARSE EN EL MAR.

Para meterse en el mar las personas se visten: es decir que sobre los trajes de baño de colores fosforescentes, se ponen vestidos trasparentes o remeras con pantalones cortos.
Además, cómo pasa seguido en las costas de Latinoamérica, desde los baúles de los autos, los parlantes a todo volumen trasmiten cumbias o reguetón con cantantes desafinados y con voz de cuarta.
De todas maneras decidimos limpiar nuestro sector e instalarnos por unos días y continuamos practicando nuestro "deporte preferido": probar las fantásticas especialidades gourmet de Nadja y Marcel.
Riquísimo!

NADJA Y MARCEL PREPARARON POLLO AL CURRI, QUE LUJO!!!

Nos fuimos a conocer el Lago Gatun.
Cruzamos las Esclusas de Gatun, minutos antes que abran las compuertas para dejar pasar un barco carguero.
En las esclusas utilizan las aguas del Río Chagres para llenar o vaciar, con millones de litros de agua, cada compartimento que tienen que subir o bajar el nivel de las aguas, para dejar pasar el barco al siguiente compartimiento.
Desde el Nivel del Mar, para recorrer el Canal de Panamá, a través de las Esclusas hay que subir al Nivel del Lago Gatun, para luego bajar nuevamente al Nivel del Mar. En la foto de abajo se puede ver detrás de la enorme compuerta los containers de un barco carguero.
En este caso, ese compartimiento va descargando los millones de litros de agua hasta alcanzar el nivel necesario y recién después abren la compuerta.

ATRAVESANDO LAS ESCLUSAS DE GATUN.

Llegamos hasta las Ruinas del Fuerte de San Lorenzo que siglos atrás, funciono como fortín de protección contra los piratas.
Dichos piratas intentaban saquear el oro que los españoles extraían de Perú y trasladaban hasta Panamá donde era embarcado para llegar a la Corona de España.
A pesar de sus sólidas paredes de piedra y los cañones que aún en día siguen allí, éste fortín fue destruido por el Pirata Morgan, que lo bombardeó desde el mar, cuando estaba recién construido.!!!

UN PASEO POR LAS RUINAS DE SAN LORENZO.

Regresamos a la Playa Langosta.
Jugamos al dominó.
Intercambiamos guías de turismo y mapas.
Cantamos en italiano mientras Paolo toca la guitarra.
Por las noches descansamos del calor gracias a la brisa del mar.
Cuando sale el sol, nos despertamos del calor.
Vamos a refrescarnos con un baño en el mar y después una ducha fría para sacarnos la sal.
Marcel prepara el café.
Paolo hace unos riquísimos panqueques.
Nadia cocina el huevo revuelto y corta frutas frescas.

PAOLO Y EL DESAYUNO 5 ESTRELLAS!

Llega el fin de semana y comienza a poblarse de gente.
Los autos, abren sus baúles y conectan sus enormes parlantes.
Escuchan rumba, cumbia y tecno a todo volumen, todos desafinados.
Y como si esto fuera poco, se divierten arrojando estruendosos explosivos.
El mal humor comienza a invadirnos, pero sobre todo Charlie se pone muy nervioso y sufre por las fuertes explosiones.
Nos escapamos del caos de la playa hacia la tranquilidad de la Ciudad de Panamá.
Paradójico!

ZONA DE AMADOR EN CIUDAD DE PANAMÁ.

La zona de Amador se mantiene siempre tranquila y vigilada por la policía, motivo por el cual en la Ciudad de Panamá este es nuestro lugar preferido para instalarnos.
Pasamos la semana asimilando decepción de no haber encontrado ninguna playa que nos enamore y pensando sobretodo que hacer de nuestro futuro.
Giorgio nos invitó a su casa y para no perder el ritmo Paolo preparó unos spaghetti alla puttanesca.
Buenísimos!

DESAYUNO CON NADJA, MARCEL, GIORGIO, Y PAOLO EN LA SELLY.

Giorgio se traslada con su casa rodante hasta Amador y se estaciona al lado de nosotros para pasar la noche.
Al día siguiente llegan de la Playa Langosta, Nadja y Marcel.
El calor en la Ciudad de Panamá es sofocante y lamentablemente sufro de una fuerte descompostura.
Decidimos hospedarnos en un hotel con aire acondicionado, donde me recupero con frías duchas y toda la noche con hielo en la cabeza.
Los días siguientes nos hospedamos en hostería con aire acondicionado y nos dejan entrar con Charlie.
Yo me mejoro completamente y Paolo empeora su resfrío.
Linda parejita poco compatible!, je, je!

HOSTERIA EN AMADOR - CIUDAD DE PANAMÁ.

Nos despedimos de Giorgio, Marco, Nadja y Marcel y dejamos Ciudad de Panamá, con su calor pegajoso y húmedo, su sector verde de Amador, sus altos edificios en plena construcción, sus enormes Shopping, sus cines, sus autopistas con peajes, su barrio antiguo, su cerro Ancón, su Canal de Panamá y su puente de Las Américas.

EL PUENTE DE LAS AMÉRICAS EN PANAMÁ CITY.

Regresamos a El Valle, en busca de temperaturas más frescas.
Al día siguiente llegan Nadja y Marcel, y con ellos un nuevo amigo de Suiza.
Para la noche del 24 crearon y cocinaron un menú especial con una entrada de salmón ahumado con champagne, y de primer plato lomo con papas gratinadas. Exquisito!
Nos piden de alejemos de su casa rodante durante 15 minutos y en ese tiempo preparar, de sorpresa, la mesa con mantel de lino blanco y velas.
En un camping, de un pueblito dentro de un cráter del volcán del El Valle de Antón, lograron hacer una cena de Lujo!
Gracias Nadja y Marcel por compartir con nosotros su universo de sabores y aromas.

CENA DE NOCHE BUENA EN EL CAMPING EL VALLE.

Abrimos los regalitos entre los cuales había libros de cocina para ellos, un Gel Glaçon Apaisante Corps de limón, para mí y una remera con la foto de Charlie estampada para Paolo. Jugamos a dominó y nos reímos hasta la madrugada.
El 25 a la mañana acompañamos el café con Pan Dulce Italiano, nueces, almendras, pasas de uva y galletas de limón horneadas por Nadja.

DESAYUNO DE NAVIDAD EN LA SALLY.


La última semana de diciembre, del año y de la década, meditamos sobre nuestro futuro. que hacer en el 2010?.
Terminar el viaje.
Regresar a Buenos Aires.
Regresar a Europa.
Seguir viajando.
Si alguien tiene una respuesta. adelante! escuchamos sugerencias.

UN BRINDIS DE FELICES FIESTAS!

Mientras lo decidimos.
Les deseamos a todos Buen final del 2009, y Buen arranque para el 2010!

Charlie, Emiko y Paolo.