The Travel
From Guatemala to México - 2010-02
sabado, Febrero 28, 2010, 02:30 PM - México

FRONTERA DE GUATEMALA.

Empezamos febrero en Guatemala.
Ya en la ruta y rumbo a Ciudad de Guatemala, entendimos como son de imprudentes los guatemaltecos a la hora de manejar.
Dicho sea de paso, debo decirles gracias a los reflejos de Paolo que por fuerza se han acentuado en este viaje, hemos ya evitado ser víctimas de muchos de accidentes.
En toda Latinoamérica es un riesgo constante circular, pero los países más peligrosos en éste sentido, son, sin duda, Venezuela y Guatemala.

UNA GOMERÍA SOBRE LA RUTA QUE ELLOS LLAMAN "PINCHAZO".

Desde la frontera recorremos 122 kilómetros hasta llegar a Ciudad de Guatemala. Atravesamos pueblitos donde vemos muchas gomerías que ellos llaman: "pinchazo"
Llegamos al centro de la Capital y nos detuvimos solamente a sacar algunas fotos en la Plaza Principal. Las guías turísticas alertan sobre la inseguridad de la ciudad y además como casi todos los países Latinoamericanos, que hasta el momento hemos visitado, ésta ciudad no cuenta con ningún tipo de infraestructura para hospedar casas rodantes. Guate-City, como ellos la llaman, está organizada por zonas numeradas y la Plaza Principal se encuentra en Zona 1.

PLAZA PRINCIPAL EN CIUDAD DE GUATEMALA.

En las guías turísticas lo que sí recomiendan es conocer Antigua, que queda a sólo 40 kilómetros de distancia de Ciudad de Guatemala.
Antigua fue la primera capital del país. Es un pueblo pequeño que en total tiene 10 cuadras por 10 cuadras. Se encuentra a 1.700 metros sobre el nivel del mar, lo que hace que su clima sea fresco y puro.
Encontramos un lugarcito para estacionar en una tranquila calle, con un par de árboles, y un poco de pasto para Charlie. Nos pareció tan agradable que nos quedamos durante dos noches y dos días.

ESTACIONADOS PARA DORMIR EN UNA TRANQUILA CALLE DE ANTIGUA.

Antigua tiene todas las calles empedradas y todas las casas de estilo colonial, la gran mayoría muy bien conservadas y trasformadas en restaurantes, en cafés, en hosterías, o en negocios donde venden souvenirs.
No encontramos ni un solo edificio en todo el pueblo que pueda romper con la armonía estética del lugar.
Tiene una decena de muy lindas iglesias construidas en piedra y su gran Catedral de frente a la Plaza Principal.
Llegamos un sábado y encontramos mercados de artesanías con chales, bufandas, ponchos, y manteles tejidos a telar.
Las artesanías, junto a las vestimentas típicas, componen un pintoresco abanico de intensos colores que contrastan con las neutras paredes de piedra y calles de adoquines.

ARTESANIAS DE ANTIGUA SOBRE LAS CALLES DE ADOQUINES.

Este mágico lugar está enmarcado entre el Volcán Agua y el Volcán Fuego, que se ven imponentes desde cualquier punto de Antigua y trasforman el panorama en una linda postal.
A la par de Paraty en Brasil, Arequipa en Perú, La paz en Bolivia, Cuenca en Ecuador y Cartagena en Colombia, Antigua nos pareció uno de los más lindos lugares que vimos, una perlita colonial de arquitectura española.
Un extranjero que se paró a saludarnos, nos recomendó un espacio que la Policía Turística ofrece, de manera gratuita, a los turistas que viajan con carpa o casa rodante. En este terreno encontramos otros viajeros de nacionalidad francesa y alemana.
Nos sentimos tan a gusto en este rincón de Centroamérica, que decidimos quedarnos dos días más.

CASAS RODANTES DE FRANCESES Y ALEMANES EN ANTIGUA.

Por suerte Paolo habla perfectamente francés y se defiende con el alemán, y en lo que respecta a mí: una buena sonrisa dice más que mil palabras.
Nos hicimos amigos de Bruno y Veronique, una pareja de franceses que viaja desde hace tiempo. Antes de llegar al Continente Americano, recorrieron Australia y Asia, en su compacta Land Rover que tiene muy poco espacio y no cuenta con baño. Si la mayoría de ustedes no se atrevería, ni locos, a pasar ni un fin de semana viviendo adentro de la Bambi, les puedo asegurar que nosotros no podríamos estar ni un día viviendo adentro de la Land Rover de Bruno y Veronique.
Nos cuesta entender como se las arreglaron para hacer tantos kilómetros en algo tan pequeño.
CHAPEAU!

AMIGOS VIAJEROS FRANCESES BRUNO Y VERONIQUE.

Ahora valoramos que La Bambi tiene su heladera, su cocina, su ducha, cama doble con colchón de látex, su pantalla plana para ver DVD, su equipo de música, sus paneles solares, su roperito para nuestra ropa, y la posibilidad de estar de pie y caminar adentro, . y sí en comparación con la casita de Bruno y Veronique, que no cuenta con nada de todo esto, la nuestra nos parece una casa rodante de lujo.
Ellos nos renovaron las fuerzas, enseñándonos con su ejemplo que se puede viajar muy bien, hasta con muchas menos cosas de las tenemos nosotros. MERCI!

LA BAMBI EN COMPARACION OTRAS CASITAS MÁS PEQUEÑAS NOS PARECE UNA CASA RODANTE DE LUJO!

Con Bruno y Veronique compartimos todo el día: intercambiamos mapas e informaciones útiles ya que nuestros destinos se encontraban en ese punto pero los recorridos son inversamente opuestos.
Compartimos desayuno, almuerzo y cena.
Bruno hizo unos fantásticos crêpes franceses: harina, huevo, aceite, sal y cerveza. Veronique los cocinó sentada adentro de su Land Rover, ya que no tiene espacio para hacerlo de otra manera.
Quedaron riquísimos y los rellenamos con todo lo que teníamos a mano. BON APETIT!

VERONIQUE COCINANDO CRÊPES SENTADA EN SU LAND ROVER.

Nos despedimos deseándoles Bon Voyage y regresamos nuevamente a Ciudad de Guatemala, donde encontramos un mecánico para arreglar una perdida de agua del motor de la Bambi.
Nos quedamos TO-DO el día en el mecánico y como nos agarró la noche, dormimos estacionados adentro del enorme taller.
La verdad es que ya perdí la cuenta de la cantidad de veces, que en éste viaje, estuvimos por una u otra razón en talleres mecánicos.
Teniendo en cuenta que la Bambi ya tiene más de 20 años, más de 20 meses viajando y recorrió más de 20.000 kilómetros multiplicados por 2, es comprensible que cada tanto se le rompa algo. Lo que no me parece muy normal, es que Paolo siempre tenga que trabajar a la par de los mecánicos y además tenga que proporcionarles herramientas, tuercas, cables que nunca tienen!

MECANICOS Y PAOLO ARREGLANDO LA BAMBI EN GUATEMALA.

Con la Bambi ya arreglada, (veremos por cuanto tiempo) partimos hacia el N.E. y recorremos 280 kilómetros, durante 5 horas, hasta llegar a Río Dulce. En el medio de un pueblo horrible, tenemos la suerte de encontrar un lindo lugarcito en Bruno's Marina. Por 10 dólares nos estacionemos allí para pasar una noche y disfrutamos del derecho a usar los baños, las duchas de agua caliente, el wi-fi y hasta una estupenda piscina.
A la mañana siguiente, siendo el lugar bastante tranquilo, hasta pude practicar un poco de yoga que tan bien le hace a mi dolorida espalda.

MAÑANA DE YOGA EN BRUNO`S MARINA- RIO DULCE GUATEMALA.

Recorremos otros 250 kilómetros hasta llegar a las Ruinas Mayas de Tikal, donde teníamos pensado pasar nuestra ultima noche antes de dejar Guatemala, dentro de un camping que Bruno y Veronique nos habían indicado.
Al llegar, lamentablemente, nos rebotaron la entrada sin ni siquiera levantarnos la barrera, ya que estaba terminantemente prohibido el ingreso con armas y con mascotas. Con una sensación de frustración nos fuimos por el mismo lugar que llegamos, mientras Paolo repotricaba en vos bastante alta.
En el camino nos paró la policía y por primera vez en el viaje subió un oficial a abrirnos la heladita en busca de algunas "frutas prohibidas".
El mango, según ellos, puede contener huevos de un mosquito que están intentando erradicar.

OFICIAL QUE SUBE EN BUSCA DE "FRUTAS PROHIBIDAS"

Nos despedimos del Oficial y de nuestros deliciosos mangos y empezamos a buscar un lugar seguro donde instalarnos a pasar la noche.
Mientras estamos en la búsqueda, repentinamente el aire acondicionado dejó de enfriar y en su lugar empezó a escupir humito.
En el Pueblo el Remate a 20 kilómetros de Tikal, encontramos un restaurante abierto ubicado a orillas de un lago.

ULTIMA NOCHE EN GUATEMALA EN EL PUEBLITO EL REMATE.

Le preguntamos al dueño si podíamos estacionarnos en algún rinconcito hasta la mañana siguiente y acepta cobrándonos 50 queztales con derecho a enchufarnos a la electricidad y usar los baños del restaurante. En Guatemala ocho queztales son equivalentes a un dólar.
Para rematar el día y haciendo honor al nombre del pueblo que nos acoge esa última noche, rompemos la heladerita al tratar de desprender hielo con un cuchillo y pinchar el punto por donde pasa el cañito del gas refrigerante.
Un error tonto, debido al mucho cansancio, y tal vez al enojo por no habernos dejados entrar a Tikal!

COMIENDO LA ÚLTIMA PAPAYA FRESCA DE LA HELADERA.

Nos comemos lo últimos alimentos frescos que quedaban en la heladerita y nos tomamos la última de botella de agua fría. La manteca, junto a los frascos que en la etiqueta dicen : "una vez abierto mantener refrigerado", tuvimos que tirar.
Quien sabe cuando logremos encontrar un service que repare la heladerita .en Belize? o será ya en México?
Al día siguiente, sin aire acondicionado, pero por suerte, con una mañana nublada y fresca, recorrimos 60 kilómetros hacia la frontera con Belize llamada Melchor de Mencos.

MUJERES LAVANDO ROPA EN EL RIO DE UN PUEBLO DE FRONTERA.

Pasamos por los últimos pueblitos de Guatemala, donde vimos mujeres en el río lavando la ropa.
Al llegar a la frontera lo primero que hicieron fue cobrarnos 50 queztales de impuesto municipal para abrirnos la barrera y dejarnos cruzar el puente hacia Belize, y hasta intentaron cobrarnos 20 queztales por sellarnos el pasaporte de salida del país.
Ya con un humor de perros nos quejamos muy enojados negándonos rotundamente a pagar y diciéndoles que en ningún país de Latinoamérica nos cobraron por sellarnos el pasaporte.
No era verdad ya que en Honduras nos habían cobrado, pero la mentirita funcionó, y al final nos sellarnos sin cobrarnos nada.

PASAPORTE DE CHARLIE BRAVO.

Hasta le sellaron el pasaporte a Charlie. Creo que a estas alturas es el perro más joven y con más sellos en su pasaporte: empezó a viajar con 6 meses de edad y ahora con dos años y medio ya tiene sellos de entrada y salida de Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belize y México y hasta hizo escala en avión en Santiago de Chile.

SELLOS EN EL PASAPORTE DE CHARLIE BRAVO.

En Belize ya no se habla español, el idioma oficial es el inglés. La moneda es el dólar Beliceño, y lleva la imagen de la reina de Inglaterra, dos dólares Beliceños equivalen a un dólar estadounidense.
En la frontera del lado de Belize, llamada Benque Viejo, tuvimos una triste sorpresa. Charlie por no tener un permiso de transito, que debía completarse por Internet y ser aprobado por el Ministerio Agropecuario, no podía ingresar al país.
Lástima que esta información no está en la página web oficial de Belize.

EL OFICIAL NOS INFORMA QUE CHARLIE NO PUEDE INGRESAR AL PAIS.

Tampoco te permiten llenar el formulario en la frontera. así que para poder ingresar con Charlie debimos pagar 100 dólares de "multa".
Por otro lado nuestro amigo Miguel, nos comentó que hace un par de años, cuando entró de turista a Belize, al presentar su pasaporte argentino y al igual que a los Suizos e Israelíes, necesitó una Visa que le costó muy cara.
Por suerte yo no tuve que pagar nada. lo que puede significar que Migración de Belize le cobra Visa a los suizos, a los israelíes y a Miguel. Je, je, je!!!

HACIENDO LA FILA EN IMMIGRATION OF BELIZE.

La verdad es que yo estaba en la fila con mis dólares preparados y la Oficial de Migración, cuando vio mi pasaporte titubeó.
Entonces le preguntó a su supervisora, que tenía cara de pocos amigos, pero que afortunadamente le que hizo una señal a la Oficial de Migración de dejarme entrar. Aparentemente a ésta supervisora, minutos antes, yo le había caído bastante simpática, cuando me dirigí a ella para pedirle con una sonrisa un baño, en un español que ella mucho no entendió y entonces tuve que profundizar mi sonrisa y apelar a mi básico inglés que incluía la palabra Pipí.
Le dejé en sus manos mi pasaporte argentino, que ella tuvo tiempo de examinar de arriba abajo. Al final no me cobraron pero sólo nos dieron tres días de permiso de tránsito en Belize, ni un minuto más.

FRONTERA DE GUATEMALA CON BELIZE.

Entramos a Belize el 6 de febrero, a las 12:00hs y tuvimos que sacar un seguro obligatorio para la Bambi que nos costó 23 dólares estadounidenses.por solo 72 horas! Empezamos a recorrer los primeros kilómetros de sus 23.000 kilómetros cuadrados de superficie total.
Desde la frontera con Guatemala hasta la frontera con México, hay solamente 300km. El país tiene una sola ruta, que lo atraviesa, de manera que es imposible perderse.
Lo primero que hicimos fue ir hacia la Capital, Belmopan.
En esos 100 kilómetros atravesamos San Ignacio, un pueblito muy caribeño con sus casas de madera y su gente de raza negra con mucha onda.

PUEBLO DE SAN IGNACIO EN BELIZE POBRACION NEGRA.

La composición demográfica de Belize es muy interesante: entre los Beliceños hay blancos (de origen británico y español), negros (antiguos esclavos traídos de África), creole (mezcla de blanco británico y negro), aborígenes (de origen maya), mestizos (mezcla de aborigen y blanco), garifunas (mezcla de aborigen y negro).
También hay libaneses (que llegaron como comerciantes), mennonitas (que son granjeros de origen alemán, suizo y holandés que siguen viviendo como en el siglo XIX.
En los últimos años entraron también guatemaltecos y mexicanos que se instalaron por trabajo.
Pero llama poderosamente la atención la fuerte presencia de chinos, que coparon el rubro de restaurantes y supermercados.

RESTAURANTES Y SUPERMERCADOS CHINOS EN BELIZE.

Belmopan es una de las capitales más pequeñas del mundo. El centro consiste solamente en un par de cuadras, donde se encuentra la Asamblea Nacional, la Policía, el Correo y los Bancos, la Estación de Colectivos, dos Hotelitos, y el Mercado de Frutas. Es un país caro: una sola pera cuesta 0,75 centavos de dólar americano! En fin Belmopan no tiene ningún atractivo especial y nuestra idea era pasarla de largo.

BELMOPAN CAPITAL DE BELIZE.

Pero de casualidad, ya saliendo, vimos un service de refrigeraciones y nos detuvimos a preguntar si podían reparar la heladerita y el aire acondicionado.
La dueña, una escocesa instalada en Belize desde algunos años, habla con su marido David, al teléfono quien le aseguró que empezaría a trabajar en las reparaciones al día siguiente a las 9:00. También nos ofrecen estacionarnos en la puerta de su negocio, donde pasamos nuestra primera noche en Belize. Parecía que la buena suerte estaba regresando!

ESTACIONADOS EN LA PUERTA DEL SERVICE DE REFRIGERACIONES.

David llegó puntual y trabajó junto a Paolo que lo ayudó, durante toda la mañana del domingo. Terminaron el trabajo a las 14hs y lo lindo de la historia es que no nos quiso cobrar.
Le ofrecimos una cervecita y como Paolo habla muy fluido el inglés, nos quedamos conversando por un buen rato. David nos contó que es un ex militar que estuvo en la British Army durante 24 años.
Al enterarse de mi nacionalidad argentina, empezó a contarnos de su participación en la Guerra de las Malvinas. Para mi era muy interesante conocer el punto de vista de un soldado inglés y obviamente le pregunté algunas cosas que me venían a la mente. David tenía 23 años cuando estuvo en las Islas Malvinas y sus compañeros ingleses oscilaban entre los 21 a 24 años. Sus contrincantes argentinos, según su recuerdo, se veían demasiado jóvenes (él les daba entre 16 y 18), pero sobretodo, me relató como se notaba la falta de entrenamiento profesional como así también la falta de municiones de sus contrincantes argentinos.
Siguió respondiendo a mis preguntas con total fluidez, explayándose en sus relatos y yo inevitablemente me iba entristeciendo, pero esto seguramente se merece un capítulo aparte.

DAVID Y PAOLO EN BELMOPAN- BELIZE.

Nos despedimos de David muy agradecidos de las reparaciones y estábamos muy contentos de tener nuevamente frío en la Bambi.
Empezamos a recorrer los siguientes 100 km, rumbo a Belize City y en el camino, lamentablemente, el aire acondicionado dejó de funcionar de nuevo y la heladerita de enfriar.
Vencidos de cansancio y de calor, nos instalamos en Villa Boscardi, un Bed & Breakfast que nos había recomendado David, una casona grande y puesta con buen gusto por Françoise, una francesa casada con un italiano. Disfrutar de una noche del aire acondicionado, de la ducha de agua caliente, del televisor y del wi-fi, en Belize nos costó como un hotel 5 estrellas en Ecuador: 100 dólares!

BED & BREAKFAST EN BELIZE CITY.

Pero lo bueno fue que descansamos muy bien, en una cama gigante, lavamos toda la ropa, y hasta bañamos a Charlie.
Paolo vio su amado Superbowl en directa, donde ganaron los New Orleans Saints, una ciudad que hoy resurge después del huracán Katrina, y que en unos meses esperamos poder conocer.
Estábamos listos para continuar el viaje.
A la mañana siguiente después del desayuno, que por lo menos estaba incluido, nos fuimos a un Veterinario para sacar el certificado de buena salud de Charlie.

VETERINARIO EN BELIZE CITY.

Dejamos Belize City rumbo a la frontera llamada Santa Elena del lado Beliceño y Subteniente López del lado mexicano.
La frontera a las 16hs estaba completamente vacía y era la primera vez que no hacíamos fila en Migraciones y la segunda vez, después de la frontera en el Lago Titicaca en Bolivia, que no sufría calor en una frontera.
Pagamos 18 dólares americanos, cada uno, para el sellado de salida de Belize, pero ésta vez no discutimos, porque ya nos habían avisado del pago en la frontera de entrada. Pero, sí era para enojarse, del lado de México, ya que tuvimos que pagar 21 dólares cada uno en Migraciones para ingresar por 6 meses.
Tampoco discutimos pero sí le dimos nuestra opinión de lo absurdo que nos parecía. El oficial se justificó diciendo que la Visa estadounidense costaba 100 dólares. Sí, es verdad, yo la pagué, pero la gran diferencia es que tiene una validez de 10 años!!! y Paolo con pasaporte italiano ni siquiera la necesita.

FRONTERA DE México CON BELIZE.

Además la Bambi tuvo que pagar 30 dólares en la Aduana para transitar como vehículo de turista y tuvo que pasar por los rayos gamma y desinfección, unos dólares más.
Después de pagar y pagar entramos a México un lunes 8 de febrero y estábamos muy emocionados de haber podido llegar hasta acá.
Desde el primer señor mexicano con la cual hablamos en Migraciones, y hasta el día de hoy, las personas de éste país nos parecieron sumamente simpáticas.

CIUDAD DE CHETUMAL EN MÉXICO.

La primera ciudad que conocimos es Chetumal y por encontrarse tan cerca de la frontera, nos llamó la atención que fuese tan grande, organizada, limpia y tranquila. Tiene una larga costanera que va rodeando el mar transparente del Caribe y además cuenta con muchos espacios verdes.
Encontramos un camping pegado al mar con electricidad, duchas de agua caliente, wi-fi y hasta una gran piscina, por 200 pesos mexicanos la noche (16 dólares).
Nos estacionamos bajo las palmeras y festejamos nuestra llegada a México con una cervecita, tacos y guacamole.

CAMPING EN CHETUMAL- México.

Según un libro que tenemos con la lista de los campings que hay en México, parece ser que hay bastantes y bien equipados, esperemos que todos sean tan lindos como éste primero que encontramos.
Tengo la sensación que ya terminó la etapa más dura del viaje y ahora empieza la más confortable. Esperemos que no me éste ilusionando antes de tiempo.
El martes 09/02, después de un desayuno con fruta, pancakes y café, nos fuimos al centro de Chetumal, a sacar un seguro para la Bambi que si bien no es obligatoria en México es más prudente tenerlo para afrontar los 5.500 km que nos faltan de recorrer para atravesar el país.
Además por fin logramos arreglar el aire acondicionado y la heladerita.

PRIMER DESAYUNO EN MÉXICO.

Por otra parte la dirección hidráulica, a pesar de los arreglos que le hicieron en Costa Rica, seguía goteando aceite. Y para completar el cuadro de descomposturas de la Bambi: las agujas del tablero marcaban muertas, debido a algún desperfecto eléctrico. Encontramos un mecánico que empezó a reparar la dirección hidráulica.
Y cuando yo estaba comenzando a disfrutar de ésta "nueva etapa de confort" me encontré nuevamente en una situación muy poco placentera: la Bambi desmontada en el taller mecánico y con nosotros adentro siendo testigos durante 5 interminables días y noches, de los intentos de reparación. Probaban y volvían a desarmaban las piezas una y otra vez y estábamos atrapados en un arreglo que no terminaba más.
Estuvimos más días viviendo en ese taller mecánico que días recorriendo Belize, Honduras o El Salvador, je, je!

BAMBI EN EL TALLER MECÁNICO DE CHETUMAL MÉXICO.

El 15 de febrero Paolo cumplió 5 años desde que salió de Italia junto a la Bambi, para recorrer parte del Continente Americano.
Nuestra idea era encontrar un lindo lugar para festejar.
Así que recorrimos 260 kilómetros hasta Tulum, con un día de sol espléndido, sobre una ruta en perfecto estado y muy bien señalizada.
Llamamos nuestro amigo Ale a Italia para compartir la alegría de ese momento y de repente empezamos a ver por el espejo retrovisor que la Bambi despedía humo blanco, y mientras estábamos hablando con Ale, el motor se paró.
Justo el 15 de febrero la Bambi estaba diciendo basta???
Estaría ya agotada de tanto andar y decretó el final de ésta aventura???
CHAN!.
No, por suerte era sólo falta de gasoil, que debido a que todavía las aguijas del tablero estaban muertas, no calculamos que se había acabado uno de los tanques.

RUINAS MAYAS DE TULÚM.

Llegamos a Tulum a pasar la noche en el estacionamiento del Sitio Arqueológico de las Ruinas Mayas.
A la mañana siguiente llegamos a la entrada donde se pagan 51 pesos mexicanos para ingresar, pero aquí tampoco se permitía mascotas.
Estas ruinas, por el hecho de alzarse al borde de un acantilado bañado por el mar del Caribe, son únicas.
En lengua maya Tulum significa amurallado y de hecho son las únicas ruinas de toda la península de Yucatán con murallas.
Además de hacer todo el circuito por un sendero interno con carteles explicativos en español, en inglés y en maya, uno puede bajar el acantilado por unas escaleras de madera, llegar a la playa y bañarse.
El mar es de un azul, turquesa, trasparente espectacular y mirar las Ruinas desde el agua es una experiencia muy impresionante!

JUGANDO CON CHARLIE EN PLAYA DEL CARMEN- YUCATÁN -MÉXICO.

Partimos hacia Playa del Carmen recorriendo unos 60 kilómetros por la Ruta Federal 397 que va bordeando la costa del mar Caribe y se llama Rivera Maya.
Al llegar lo primero que hacemos es ir hacia la playa, pero sólo disfrutamos de un rato jugando con Charlie antes de que nos echaran (no se permiten mascotas sobre la arena) Playa del Carmen, como Buzios en Brasil, era en sus comienzos un tranquilo pueblo de pescadores, y actualmente es un centro turístico internacional.
Su peatonal se encuentra a una cuadra del mar y tiene cuadras y cuadras de tiendas donde se puede comprar recuerdos típicos como mantas de colores, sombreros mexicanos, platos de cerámicas pintados a mano, joyas de plata fina, remeras de algodón con escritos de México, ropa blanca de bambú o de marcas internacionales.

PLATOS PINTADOS A MANO.

Está repleto de bares y restaurantes para todos los gustos.
Los tacos, se comen desde el desayuno hasta la cena a toda hora y tienen una variedad increíble de rellenos: carne frita, pollo desmechado, chancho asado, camarones, queso, huevos, con nombres difíciles de recordar.
Hay restaurantes con peceras llenas de langosta donde uno elije a dedo la que más le gusta, obviamente es caro.
Para los bolsillos flacos hay carritos callejeros con venta de tamales de maíz y pollo que cuestan 13 pesos mexicanos, cada uno, es decir un dólar americano.

UN HELADITO PARA CHARLIE EN LA PEATONAL DE PLAYA DEL CARMEN.

Nosotros optamos por un helado que compartimos con Charlie que adora el sabor a vainilla.
Lamentablemente mientras paseábamos nos volvieron a echar, ya que - al parecer - tampoco se permiten mascotas en la peatonal. Nos fuimos a quejar a la garita de Información Turística, donde se disculparon y nos comentaron de la corrupción en el país: aparentemente se inventan prohibiciones para después cobrar absurdas multas a los turistas.
Un poco de mal humor por tanta discriminación con Charlie, la cual no vivíamos desde Brasil, decidimos dejar Playa del Carmen y seguir viaje hacia Cancún.
Recorrimos los últimos 70 kilómetros del día y el martes 16/02, cuando estaba cayendo la noche llegamos a un camping en las afueras de Cancún pocos kilómetros antes de Punta Sam. Este segundo camping, llamado El Meco Loco, no era tan lindo como el de Chetumal, pero por lo menos tenía agua caliente y wi-fi.
Y ahora que pienso en los campings feos y caros que encontramos más adelante, éste no estaba nada mal.

CAMPING DE CANCÚN.

Cancún es una ciudad dividida en dos partes: la zona Hotelera, y la ciudad misma.
La zona Hotelera es IM PRE SIO NAN TE!. Con kilómetros de un boulevard con palmeras sobre la cual están los hoteles 5 estrellas que por un lado miran al Mar Caribe y por el otro lado a la enorme laguna Nichuptè.
Además hay chanchas de Golf, centros comerciales de lujo, Restaurantes, Yacht Club, y todo perfectamente limpio y cuidado como en el primer mundo.

ZONA HOTELERA DE CANCUN-MÉXICO.

Lo que me encantó es el mar, que mar! de turquesa claro, azul, azul profundo y pinceladas de blanco. La imagen se completa con el color casi blanco de la arena y el celeste del cielo manchado de algunas blancas nubes.
Cerrando los ojos y tratando de dejar lo visual de lado, la textura fina de la arena, que no quema, la brisa suave que acaricia y la temperatura del agua son perfectas, hhh!!!
En un momento, les confieso que me pareció que el mundo se paraba y una tranquila sensación de bienestar me envolvía, me costaba creer que lo que estaba viviendo era real, parecía un sueño o una proyección de lo que, para mi imaginación, es el paraíso.

MAR CARIBE DE LA RIVIERA MAYA EN CANCÚN México.

Pero como lo lindo, a veces dura poco, estábamos otra vez en un taller, arreglando ésta vez el imperfecto eléctrico.
Ya con las agujas del tablero funcionando y el tanque lleno, dejamos Cancún y el Mar Caribe Mexicano rumbo oeste.
Después de 150 kilómetros por una Ruta con peaje muy, muy caro, llegamos al Cenote Xkekem. En la zona está repleto de cenotes.
Estacionamos la Bambi y probamos algunos platos típicos mayas: poicanes, panuchos yucatecos.
Los panuchos son masas chatas, redondeadas fritas en aceite caliente y rellenas de carne o pollo que les agregan tomates, cebollas picadas, queso rallado y su salsa de chile muuuuy picante. Cada uno cuesta 6 pesos mexicanos y son muy ricos.

PROBANDO EL PLATO TIPICO MAYA: POICANES Y PANUCHOS.

Con la panza contenta nos fuimos a tratar de entender que cosa es un cenote: pagamos una entrada de 27 pesos mexicanos y comenzamos a bajar por las escaleras de una caverna. No es recomendable para claustrofóbicos, ya que el pasaje es angosto y el techo del túnel de la caverna es tan bajo que hasta yo me tenía que agachar.
Al final encontramos una laguna, alimentada de por un río subterráneo de aguas transparentes y nos metimos a nadar un rato entre los peces. Flotando en el centro mismo de la laguna, si se levanta la mirada se ve el cielo, a través de un hueco en el techo de la caverna. La experiencia estuvo muy linda!

CENOTE: POZO DE AGUA ADENTRO DE UNA CAVERNA- MÉXICO.

El jueves 18 de febrero llegamos por la tarde al pueblo de Chichén Itzá, y encontramos el tercer camping, no era ni tan lindo como el primero ni bueno como el segundo, la verdad es que era terrible: sin agua, es decir sin la posibilidad de usar ni los baños, ni las duchas. Para colmo era carísimo.
Estuvimos media hora negociando el precio y al final costó 150 pesos mexicanos. El viernes 19/02 a la mañana entramos a ver las Ruinas de Chichén Itzá.
Chichén en lengua maya significa (boca de pozo de agua), e Iztá (tribu que se estableció en éste sitio)

RUINAS MAYAS DE CHCHÉN IZTÁ.

Estas ruinas tienen, a diferencia de otras, un Cenote Sagrado, en lengua maya cenote: ts'onot, que significa, casualmente, pozo natural.
En éste pozo sagrado se arrojaban ofrendas como joyas de oro, cobre, jade y más adelante comenzaron a arrojarse doncellas, mancebos, guerreros y niños para mantener viva la profecía según la cual retornarían a la vida.
Además se pueden ver 20 ruinas (templos, palacios, iglesias, plataformas, plazas, casas, mercados)
Al pié y al final de las altas escalinatas de los templos, (algunos hasta de 91 escalones) se encuentras talladas en piedras grandes serpientes emplumadas, en lengua maya: Quetzal Coalt.
Dicha serpiente emplumada se muerde la cola, y genera un dibujo circular y si mi memoria no me falla, recuerdo que enseñan en la escuela que podía significar: el ciclo de vida que recomienza en cada primavera, o las etapas de la vida, o según la creencia religiosa de ellos: la vida después de la muerte.

SERPIENTE EMPLUMADA EN PIEDRA.

Después de visitar las ruinas tomamos la ruta 180, rumbo oeste, hacia Mérida e hicimos 110km, luego nos desviamos por la ruta 161 rumbo sur, hacia las Ruinas de Uxmal por otros 78 kilómetros.
Ya cayendo la tarde encontramos un camping, sí en el libro figuraba como camping pero en realidad era Parador Turístico sobre la ruta con restaurante que costaba 150 mexicanos. Lo lindo del lugar era que estaba lleno de árboles de pomelo rosado
A la mañana siguiente con el calorcito del sol, tomamos coraje y nos dimos una ducha friiiiiia!! y después de un exprimido de pomelos nos fuimos a visitar la Zona Arqueológica.

AMANECIENDO EN UN PARADOR TURISTICO DE UXMAL- MÉXICO.

En lengua maya Uxmal significa: UX (bajar, recolectar) y MAL (bien, buena). Al ingresar se ven grandes piletas redondas de piedra donde se recolectaba el agua de lluvia, ya que en ésta zona hay pocos ríos.
Las 13 ruinas de ésta antigua ciudad Maya, fueron realizadas por la tribu de los Xiues, y son de una delicadeza superior a las otras Zonas Arqueológicas.
Sus paredes de piedra, con un arte estupendo, fueron transformadas en grandes filigranas, donde con la técnica de bajorrelieves combinaron figuras geométricas, de flores, de peces, del yaguares, de serpientes enroscadas y otros elementos decorativos característicos del estilo Puuc.

TRONO DEL JAGUAR BICÉFALO.

El trono del Jaguar Bicéfalo tiene dos caras: una que mira al norte y otra al sur y que según diferentes teorías pueden significar lo positivo y lo negativo o el día y la noche, y sobre todo demuestra cómo todos éstos pueblos le rendían culto a éste felino y a otros animales como serpientes, tortugas y peces.
La experiencia de recorrer Uxmal fue más emocionante todavía que en Tulum o Chichén Itzá, dado que aquí está permitido subir por las escaleras hasta la cima de los templos y poder ver de cerca los bajorrelieves.

PAOLO SUBIENDO LAS 65 ESCALERAS DE LA GRAN PIRAMIDE.

El juego de pelota está relacionado en la Cultura Maya con aspectos militares y cósmicos. Sobre las paredes de la chancha hay grandes anillos de piedra donde se pueden ver signos zodiacales.
Se dice que el juego comenzaba cuando un integrante de los dos equipos lanzaba con la mano la pelota y el pase se respondida con los codos o las caderas. Se realizaba un punto cuando el contrincante no contestaba o la pelota pegaba sobre alguno de los muros.
El director técnico del equipo perdedor debía ser decapitado y de ésta manera pagar con su vida el resultado del encuentro.
mmm. buena idea, podríamos aplicar ésta modalidad estimulante con nuestro Diego. a ver si, de ésta manera, por lo menos se ponen las pilas e intentan no perder en el primer partido del próximo mundial, je, je!.

CANCHA DEL JUEGO DE PELOTA.

Después de almorzar un sándwich de queso, tomate y aceitunas en la Bambi y jugar un rato que Charlie que una vez más tuvo que quedarse esperando en el estacionamiento sin poder ingresar a las ruinas, nos fuimos hacia Campeche una ciudad sobre el Golfo del México.
Encontramos un camping en el nuevo Club Náutico de Campeche, muy lindo, además de todos los servicios "standard USA", tiene una lindísima piscina desde la cual se ve en mar.
Nos costó más caro que el resto de los camping: 350 mexicanos, pero descansamos muy bien y nos bañamos en la piscina!

CAMPING EN LA MARINA DE CAMPECHE.

Paolo preparó unos ñoquis con salsa de champiñones. Deliciosos!
Y vimos un DVD : Invictus con Morgan Freeman, Matt Damon y dirigida por Clint Eastwood. La historia de cómo Nelson Mandela, presidente recién elegido incentiva al capitán del equipo de Rugby de Sudáfrica a ganar el mundial como una motivación para unir al país, hasta entonces dividido por el apartheid. Muy emocionante.
En realidad ya es un ritual que cada vez que logramos conectarnos a la electricidad vemos un film antes de dormir.

MIRANDO UN DVD EN LA BAMBI ANTES DE DORMIR.

El domingo 21/02 continuamos el viaje rumbo a Palenque. Llegamos a la tarde después de recorrer 350 kilómetros.
Por ser la última ruina Maya que visitaríamos contratamos un guía que nos acompañó en el paseo y nos fue explicando sobre fechas de las ruinas y los significados de los gravados sobre piedra, según las investigaciones de los arqueólogos.

RUINAS MAYAS DE PALENQUE.

Las Ruinas de Palenque son las más antiguas y también las últimas a ser encontradas. Quedaron 1.000 años abandonadas entre la foresta antes que las encontraran recubiertas por la tierra y la foresta tropical.
En las paredes de los altares y de los templos se mantienen representaciones talladas en piedra que representan imágenes masculinas donde se puede ver perfectamente los marcados rasgos de la cara como su nariz aguileña, las decoraciones de tocados en la cabeza, trenzas largas y sobretodo la actitud corporal de ofrenda en alguna especie de ceremonia.
A lo largo de camino que hicimos a través de la península de Yucatán, encontramos ruinas Mayas por todos lados que estuvo lleno de simbolismos, arte, arquitectura y señales de conocimientos sobre matemáticas, astrología, y mensajes religiosos, con lo cual es difícil entender que como dicha cultura haya desaparecido completamente del ras de la tierra.
Todavía sólo sobrevive la lengua Maya, afuera de las ciudades.

REPRESENTACION TALLADA EN PIEDRA EN RUINA DE PALENQUE.

Nos instalamos esa noche en el Camping Maya Bell, muy cerca de las Ruinas. Estaba bien en precio: 170 mexicanos, y había una docena de casas rodantes de diferentes nacionalidades.
Durante toda la noche escuchamos unos gemidos profundos que provenían de las entrañas de la foresta y hacía que fuese casi imposible dormir. Charlie respondía ladrando agitado.eran los monos.
Y debo decir que por la proximidad a la ruinas, el aire húmedo de la foresta tropical, los intensos gemidos de la selva, la experiencia terminó siendo mágica.

CAMPING EN EL PARQUE NATURAL DE PALENQUE.

El lunes 22/02 llegamos a Coatzacoalcos, otra ciudad sobre el Golfo de México. Tiene una costanera de 8 kilómetros y una playa ancha, el mar no es azul como en la Rivera Maya de Cancún.
Nos fuimos hacia la playa a jugar un rato con Charlie que después de 350 km en la Bambi tenía muchas ganas de moverse.
Preguntamos a la Policía Turística que nos recomendó estacionarnos en un punto de la costanera bien iluminada y seguro.
En esos días estaban pintando y preparando con tribunas para el desfile del carnaval.

ESTACIONADOS PARA DORMIR EN LA COSTANERA DE COATZACOALCOS.

El martes 23/02 al medio día salimos hacia Catemaco y después de 110 km. llegamos al Salto de Eyiplanta, que fue la locación donde filmaron la película Apocalypto de Mel Gibson.
Pasamos una linda tarde, pero la humedad y el calor de la foresta me iba envolviendo y al final de paseo tenía fuertes dolores de cabeza, mareos y nauseas.
Nos instalamos al borde del lago Catemaco a pasar la noche y como me sentía muy mal, Paolo me ayudó a darme duchas de agua frías, me cubrió con el poco hielo que teníamos y me dio litros de Gatorade, no obstante todo lo que hicimos para tratar de mejorarme me pasé gran parte de la noche mal. En fin una noche perros que lamentablemente también forma parte del viaje, pero es mejor olvidar.

CASCADA DE EYIPLANTA EN MÉXICO.

Miércoles 23 /02: sin ni siquiera tomar el desayuno partimos en busca de una linda ciudad con un lindo hotel para descansar.
Recorremos 160 kilómetros y llegamos a Veracruz una grande ciudad turística sobre el mar.
El día estaba nublado, y en Boca del Río atravesamos una tormenta tropical, con árboles caídos y techos rotos. El viento era tan fuerte que las olas golpeaban contra la costanera y invadían el malecón.
En ninguno de los tantos hoteles nos aceptaban con Charlie.
La segunda opción era encontrar el camping que figuraba en nuestro libro, pero al llegar al lugar nos encontramos con un balneario abandonado, donde nos atendió un señor en estado de borrachera total que pretendía cobrarnos 300 mexicanos y no ofrecía ni baños, ni duchas, ni wi-fi.

VERACRUZ SOBRE EL GOLFO DE México.

Evidentemente Veracruz no nos quería de modo que decidimos seguir viaje, y paramos a tomar un café para luego continuar.
Rumbo a Puebla la ruta es de montaña y la neblina nos escondía las curvas, por suerte cuando empezamos a bajar el cielo se volvió azul e hicimos los 200km. sin problemas. En Cholula, cerca de Puebla encontramos el camping Las Américas, muy agradable y bien equipado.
Una ducha caliente, después de tantos días nos pareció un lujo supremo y después de una sopa de verduras y una noche de profundo descanso me empecé a sentir mejor.
Nos instalamos en el camping el 24 /02 y nos quedamos durante tres días a descansar y a recuperar fuerzas.
En esos días nos hicimos nuevos amigos: Nelli y Roberto de Suiza, Christine y Johann de Austria.

AMIGOS EN EL CAMPING DE PUEBLA- MÉXICO.

El jueves 25 y viernes 26 nos dedicamos a ordenar, limpiar la Bambi y reparar la pérdida de aceite de la dirección hidráulica que seguía perdiendo a pesar del arreglo de 5 días en Chetumal.
Víctor Ríos Delgado, un amigo mexicano y Roberto, el guardián del camping, nos conectaron con un mecánico de confianza.

CAMPING DE CHOLULA-PUEBLA-MÉXICO.

Efrén Paisano, el mecánico resultó ser muy profesional y nos atendió muy bien, además se acercó hasta el camping a desarmar y reparar la pérdida de aceite, de modo que por menos esperamos en un lugar más confortable mientras terminó el trabajo.

MECÁNICO Y PAOLO ARREGLANDO LA BAMBI EN CHOLULA- MÉXICO.

Esta vez arreglaron bien la Bambi. y después de haber recorrido en febrero 3.323 kilómetros, seguiremos en marzo nuestro viaje hacia la Costa del Pacífico y la Baja California.
Por ahora es todo. Esta vez escribí mucho pero pienso valió la pena, verdad?

UNA POSTAL DE LA RIVIERA MAYA.