The Travel
DOS AÑOS VIAJANDO - 2010-04
Monday, October 11, 2010, 21:16 PM - Argentina

Después de un intervalo, retomo la bitácora para responder a los amigos que me preguntan que pasó después de la última noche de abril cuando dormimos en el Templo de los Monjes Camandoleses sobre la Costa Pacífica al norte de California. A ellos y a ustedes les cuento que empezamos mayo regresando a Los Ángeles.

CAMPOS SEMBRADOS DE VID EN CALIFORNIA.

Desde la ruta el paisaje era estupendo, se veían campos sembrados de viñedos de los famosos vinos de California. Fuimos atravesando pueblitos encantadores e hicimos dos paradas, la primera en Cambria para tomar el desayuno con café y algo dulce.

DESAYUNO EN CAMBRIA- CALIFORNIA.

La segunda escala fue en Santa Inés, un lugarcito encantador que parecía sacado de alguna escenografía de los Universal Studio, por sus casitas y bares de madera. Ronald Reagan e Michael Jackson en su momento construyeron sus casas en éste lugar.

MARK ENGLERT Y PAOLO.

Elegimos Santa Inés para almorzar influidos de la recomendación de Mark Englert, un muchacho que se detuvo a conversar con nosotros en una estación de servicio sobre la ruta en camino hacia LA. Él nos convenció de conocer la Trattoria Grappolo de su amigo Daniele Serra.

TRATTORIA GRAPPOLO EN SANTA INÉS- CALIFORNIA.

Al llegar nos encontramos con Daniele que nos saludó muy calidamente y nos dispuso una mesa en la galería con vista al pueblo.

BIG SUR

Daniele se sentó muy gentilmente a comer con nosotros. Mientras charlábamos con mucho entusiasmo en italiano, comenzaron a llegar a la mesa antipasti, primi, secondi piatti y al final dolci. Era como un banquete romano por la abundancia de los platos, pero al mismo tiempo parecía comida francesa por lo refinado de la presentación en sus platos y la sutileza en los sabores.

DANIELE SERRA NOS OFRECE ORGULLOSO SU TIRAMISÚ.

Se sumó a la mesa el médico de Daniele, un americano que hablaba perfecto el español y que también fue el médico y amigo personal de Michel Jackson. Nos divirtió contándonos un par de historias y describiéndonos un perfil sencillo y desconocido de la mega estrella muerta poco tiempo atrás. Pasaron las horas como si fueran minutos, la Trattoria comenzó a quedar vacía y llegado el momento hasta el mismo cocinero se acercó a saludar y se fue.

PAISAJES DE SANTA INÉS- CALIFORNIA.

Después de un par de horas de estar sentados en la Trattoria, respirábamos un clima estupendo de nuestra “tertulia” colorida, donde todo lo que se decía aumentaba el interés de seguir escuchando. A veces los lindos momentos llegan de manera natural, en el momento menos esperado y dejan flotando en el aire la idea de que “La vita é bella”.

DANIELE NOS REGALA EL LIBRO DE RECETAS DE LA TRATTORIA.

Daniele no nos dejó pagar la cuenta y encima nos regaló su libro de las recetas de la Trattoria Grappolo, en una impresión de tapa dura y grandes fotografías. Una belleza! Mientras estábamos disfrutando de sus regalos nos mostró su bodega de vinos y nos entregó un regalo más: una caja con 6 botellas de vino de California.!!!

BODEGA DE LA TRATTORIA GRAPPOLO.

Los amigos que leen ésta bitácora, a veces nos preguntan como hacemos para conocer tanta gente linda… nosotros no tenemos una sola explicación, pero sabemos sin duda que esta gente linda son la mayor fortuna del viaje.
Sería muy lindo regresar un día a la Trattoria Grappolo con amigos y reunirnos otra vez con Daniele y Mark.

LA BAMBI EN LA TRATTORIA GRAPPOLO DE SANTA INÉS.

Con la panza llena y el corazón contento entramos el 1ro de mayo a Los Ángeles. Esta era una nueva oportunidad para conocer un poco más la enorme y divertida ciudad.
Esta segunda vez que entramos a diferencia de la primera que fue en marzo teníamos otra sensación mucho más agradable ya que es mucho más lindo llegar a un lugar cuando hay amigos que te estás esperando.

MANUEL, ASHLEE, DARSEN, DANIKA Y ANDRÉS EDDOWES.

Hay personas que hacen de la amistad un culto y tienen la sabiduría y la generosidad de cuidar y querer a sus amigos.
Ashlee y Manuel Eddowes son ese tipo de personas, ya que desde el día que los conocimos hasta el último que dejamos los Estados Unidos e incluso después nos acompañaron, cuidaron, mimaron y ayudaron con grandes favores y hasta con pequeños detalles.

BAMBI EN LA PUERTA DE LA CASA DE MANUEL Y ASHLEE.

Vivimos prácticamente todo el mes de mayo en la Bambi estacionados en la puerta de la casa de Manuel y Ashlee. Por la mañana temprano los escuchábamos encender sus motores y arrancar rumbo a sus trabajos-escuela. Por la tarde regresaban a casa.

DERSEN DE REGRESO EN CASA JUGANDO CON CHARLIE

Durante el resto del día, teníamos su casa a disposición, nos dejaban el café listo, la heladera llena, el baño limpio para un ducha caliente, el lavarropas y seca-ropas y disfrutábamos de su hermoso jardín trasero con sus árboles de limones y la vista maravillosa a la ciudad de Los Angeles.
Realmente mucha, mucha generosidad!

MANUEL Y ASHLEE

Decir gracias Manuel y Ashlee suena verdaderamente poco!!! Nosotros tratando de retribuir en algo, preparábamos algunas veces la cena: pollo al horno con papas, spaguettis con salsa bolognesa o ñoquis caseros. Andrés, el hijo mayo de Manuel, era el fan número uno de los platos de Paolo.

PAOLO AMASANDO ÑOQUIS EN LA COCINA DE ASHLEE.

La rotura del motor de la Bambi nos había retrasado un mes la realización de nuestro plan A, que era recorrer el sur de los Estados Unidos de costa a costa. Y teniendo en cuenta que el permiso estadía de Paolo era de 3 meses ya no llegábamos a tiempo a nuestro objetivo.

LA BAMBI EN LA COSTA PACIFICA DE CALIFORNIA.

La solución era prolongar el permiso de estadía de Paolo, de manera llamamos a un abogado que nos había recomendado Mark, que trabaja específicamente en éstos temas. El abogado nos explicó que la única manera posible de estar más tiempo en U.S. era sacando una Visa en el Consulado Americano.

CHARLIE EN EL BIG SUR.

Lamentablemente la unica opción que nos quedaba era salir del país antes de la fecha de vencimiento del permiso de Paolo, y el reloj seguía corriendo en una cuenta regresiva angustiante. Nosotros seguíamos sin encontrar un Plan B.
Una opción era salir de U.S. entrando nuevamente a México y quedarmos unos días. Pero corríamos el riesgo que sin la Visa en el pasaporte de Paolo no nos dejen volver a entrar en US

ESTADOS UNIDOS.

El abogado recomendó llegar a Costa Rica, donde se consigue la Visa como un trámite, fácil y rápido.
Después de escuchar ésta idea, Paolo propuso viajar en avión solo y que La Bambi, Charlie y yo nos quedemos en U.S. esperándolo.

EMIKO, CHARLIE Y LA BAMBI EN El BIG SUR- CALIFORNIA

Pero el riesgo surgía si a Paolo se le retrasaba su trámite y no lograba volver a entrar en US antes del vencimiento de mi permiso de estadía.
Entonces, llegado ese momento yo debería abandonar el país junto a Charlie, y no tendría legalmente la posibilidad de resolver la estadía de la Bambi al país o el traslado de la misma al no ser yo la propietaria. Por otro lado dividir a los “Bambis- rodantes” por tiempo indeterminado era angustiante.

BAMBI`S RODANTES EN CALIFORNIA

Teniendo en cuenta el “pequeño” detalle de que yo no hablaba ni una palabra en inglés.
Qué hacer entonces? Cual era la mejor solución?
Las mañanas las pasábamos de frente a la computadora buscando alternativas para elaborar el Plan B, y además respondiendo e-mail, escribiendo el blog y programando las nuevas computadoras que habíamos comprado.

PANORAMA DESDE LA CASA DE MANUEL Y ASHLEE EN LA

Manuel cuando llegaba de su trabajo nos ayudaba a pensar y se le ocurrió que podíamos dejar durante el tiempo necesario la Bambi en la casa de los padres de Ashlee que viven en Nuevo México y manejarnos en avión para resolver el tema de la Visa. Era una excelente idea! Ashlee habló con sus padres que estaban encantados con la idea de recibirnos y cuidar la Bambi por un tiempo.

LA BAMBI EN ANAHEIN-LOS ANGELES

El calor del verano empezó a hacerse sentir y empecé a sentir dolor de cabeza. “Los años no vienen solos” dicen las abuelas. De niña amaba el sol y pasaba los veranos en las sierras de Córdoba expuesta al intenso sol sin filtro solar, ni sombrero y sin ningún problema.
A los 20 años disfrutaba del mar de la costa de Mar del Plata friéndome por horas totalmente untada de aceite.
A los 30 en Buenos Aires los balcones o terrazas, plazas o parques eran el escenario perfecto para extenderme a tomar sol.

EN UNIVERSAL STUDIOS

Quien hubiese dicho que pasados los 35, mi unidad física- psíquica rechazaría tan violentamente el sol y el calor. Qué cambio tan antagónico!!! Hoy por hoy, escapo frenéticamente de los rayos solares. Me cruzo de vereda buscando la sombra, abro las ventanas en los lugares cerrados y enciendo los ventiladores, me trasformé en una adicta al aire acondicionado. Necesito tomar agua todo el tiempo y mojarme la cabeza.
Debajo del sol me siento identificada con las ballenas desesperadas cuando se encallan. Salgo siempre a la calle protegida debajo de sombrero y lentes de sol.

CON SOMBRERO Y LENTES OSCUROS EN LOS ANGELES.

Algunas personas que nacen y crece en un país con ciertas características climáticas, y pareciera ser que de alguna manera su estructura física se acostumbra para encajar perfectamente en el clima. Como Ashlee que me contaba que nació y creció en Nuevo México, con desiertos de extremo calor.
Su cuerpo está completamente acostumbrado a las altas temperaturas.

EN LA CASA DE ASHLEE EN LOS ANGELES.

Por ejemplo, lava los platos con el agua tan caliente que para el común de las personas quemaría.
Otras personas, como el caso de Paolo que por alguna característica puntual de hipersensibilidad, por ejemplo en los pulmones, no toleran el frío y no logran nunca adaptarse al clima. Por el contrario sufren tanto del frío, que deben transferirse a lugares con climas más cálidos.

PAOLO CON GORRO DE LANA Y BUFANDA, MANU DE ALGODÓN.

En la Argentina y durante los tres meses de verano puede haber días que la temperatura sube hasta los 37 grados y debido al porcentaje de humedad que oscilando puede alcanzar una sensación térmica de 39 grados. Esos días la ciudad entra en una especie de alerta meteorológica.
Los medios masivos de comunicación informan medidas de prevención para evitar problemas como la deshidratación.

CHARLIE EN MARINA DEL REY- LOS ANGELES

Los médicos hacen campañas para que la gente evite exponerse al sol entre las 11:00 am y 3.00 pm.
Y ocurren casos de niños, ancianos que son internados en los hospitales por problemas de deshidratación.
Y toda ésta “catástrofe” dura como mucho un par de semanas, y la queja colectiva que se escucha es: “Que Calor Terrible”

LOBOS DE MAR DEL PACIFICO DE CALIFORNIA

Pueden imaginarse lo que significó para mí dos años expuesta de manera interrumpida a 40 grados de calor y humedad??.
Mi cuerpo colapsó al clima extremo. No estaba habituado y no logró hacerlo.
Les confieso que sentía un profundo agotamiento físico y psicológico ya no tenía más batería para seguir viajando enfrentando el calor.

CALOR EN EL DESIERTO DE ARISONA.

Una mañana que el sol comenzaba sin piedad a recalentar todo lo que tocaba, y que el interior de la Bambi parecía un horno de microondas. Me desperté abruptamente y salté afuera como saltan las rodajas de pan del tostador eléctrico.

INTERIOR DE LA BAMBI

Minutos después Paolo me encontró parada al lado de la Bambi todavía con los cerrados repitiendo en vos alta: “Nieve! Nieve! Que empiece a nevar!
En ese momento me imaginaba una suave y refrescante nevisca envolverme.
Estaría empezando a enloquecer?
Paolo al principio se rió, pero inmediatamente vio ojos perdidos y me preguntó si estaba bien y le respondí que estaba cansada de verdes intensos y que necesitaba grises!
Paolo encontró la solución para mí: regresar al invierno de Buenos Aires.

REFINERIA PATRIOTICA

Pero para Paolo ésta solución significaría un enorme esfuerzo ya que tendríamos que vivir algunos meses en el frio y eso, como ya saben, afecta mucho a sus pulmones. Además interrumpir el viaje y separarse de la Bambi lo ponían bastante triste. De todos modos empezamos a organizar nuestra partida y una de las variantes de éste nuevo plan B era manejar hasta Nuevo México dejar la Bambi en la casa de los padres de Ashlee, desde allí tomar un avión a Buenos Aires haciendo escala por unos días en Miami para visitar a unos amigos.

STORAGE PARA LA BAMBI EN CALIFORNIA.

Pero sin la Bambi y con Charlie incómodo. Manuel pensó en un variante mejor: evitar seguir manejando a travez del calor del desierto que nos esperaba y evitar las varias combinaciones de aviones con Charlie y en su lugar dejar la Bambi en un estacionamiento de California y tomar un avión directamente desde Los Angeles a Buenos Aires.

BRINDANDO CON SAKE JUNTO A MI PRIMA PAM.

Compramos su idea y minutos después también compramos el pasaje por Internet. Yo estaba INMENSAMENTE FELIZ y aunque trataba de mantener el perfil bajo, mi alegría se notaba a kilómetros y todos de dieron cuenta de mi cambio de estado emocional.

COMIENDO FELIZ CON ASHLEE

Ya con los pasajes de avión en la mano, mi alegría fue creciendo minuto a minuto y no lograba disimularlo: saltaba de alegría, bailaba, tomaba cerveza, cantaba y hasta tomaba sol y no tenía más dolor de cabeza… En cambio Paolo experimentaba el sentimiento exactamente contrario.

PAOLO Y CHARLIE EN ARISONA.

Al establecernos por algunos meses en Buenos Aires, sus socios le ofrecieron colaborar 8 horas diarias para su empresa de Italia.
Paolo aceptó, lo cual significó comenzar a asimilar muchos cambios abruptos en ésta etapa: no viajar por un tiempo, regresar a vivir al invierno en el sur de America del Sur, y TRABAJAR!!!
Claramente Paolo, no saltaba de felicidad!

CENA CON ASHLEE Y MANU EN SEA FOOD GRILL DE LOS ANGELES.

Para levantarle el ánimo a Paolo y para festejar nuestros dos años viajando y los 10 años de matrimonio de Manuel y Ashlee nos fuimos a cenar en un hermoso Sea Food Grill, con las ventanas que dan al puerto de Long beach.

COMIENDO TACOS EN CASA DE LOS AMIGOS DE ASHLEE Y MANUEL.

También nos invitaron a la casa de unos amigos peruanos que viven hacen más de una década en California para charlar un rato, tomar unas cervezas y comer tacos mexicanos. Con Manuel y Ashlee la pasamos siempre super bien y les cuento algunos de los ejemplos de todo lo que hicimos juntos.

Manuel y sus amigos llevaron a Paolo y Charlie a navegar por Los Angeles
. Estuvieron todo el día tratando de hacer arrancar la lancha y quedaron parados en el medio del mar con las baterías rotas… je, je! Al regresar a la costa, chocaron con el borde para la diversión de los que estaban mirando.

NAVEGANDO CON CHARLIE EN LOS ANGELES

Nos invitaron a un almuerzo en la casa de sus vecinos mexicanos, donde había una variedad enorme de comida: tacos, humita, ensalada de cactus, pollo a la parrilla, carne grillata, langostinos con chili y mucho, mucho más!!!

ALMUERZO EN EL JARDÍN DE LOS VECINOS DE MANU Y ASHLEE.

Y a festejar el Dia de la Madre en un domingo de mayo con un Ritual mexicano con flores, música típica, y resos. Fue una experiencia muy interesante, emotiva y profunda.

RITUAL MEXICANO EN HONOR AL DIA DE LA MADRE.

Manuel nos invitó a una fiesta en la noche de LA para verlo y escucharlo como D.J.
Nos divertimos muchísimo bailando al ritmo de su música con todo el grupo de amigos de Manuel que estuvieron allí para acompañarlo.

MANUEL D.J. EN LOS ANGELES.

Y nos invitaron a ver tocar e Andrés que sigue los pasos de su papá, en una fiesta de la escuela.

ANDRÉS D.J.

Y fuimos a ver actuar a Dersen en su jardín de infantes en la Opera de Los Tres Chanchitos.

DERSEN ACTUANDO EN LA OPERA LOS TRES CHANCHITOS

Llevamos a Charlie a conocer las veredas de las estrellas en Hollywood y él eligió la estrella de Kevin Spacey, el actor de Belleza Americana.

PASEANDO CON CHARLIE POR HOLLYWOOD

Y a conocer Marina del Rey, que es donde vivieron nuestros amigos Karen y Willy a quienes conocimos en Panamá en diciembre

EMIKO Y CHARLIE EN MARINA DEL REY

Pero Paolo seguía bastante triste, entonces Manuel nos recomendó hacer un viajecito a Las Vegas, aprovechando que el pronóstico indicaba clima templado.

RUMBO A LAS VEGAS

También sería nuestro último viaje junto a la Bambi de éste 2010.

Nos quedamos una sola noche en Las Vegas.

LA BAMBI EN LA NOCHE DE LAS VEGAS.

No nos gustó la estética kitch, sus desmesurados carteles, el constante ruido, la multitud de gente, la artificialidad de sus casinos y enormes hoteles.

PAOLO, CHARLIE Y LA BAMBI EN LAS VEGAS

Batimos el record de dinero gastado en Las Vegas: o dolares! ya que no fuimos al casino, ni dormimos en hotel, ni a un restaurante: cocinamos unas salchichas en la bambi

LAS VEGAS

A la mañana siguiente empezamos el retorno hacia Los Ángeles, haciendo la famosa e histórica Ruta 66, que nos encató.

LA BAMBI PISANDO LA RUTA 66.

Atravesamos la Hoover Dam, la represa que habíamos visto en una divertida película, y el famoso Río colorado.

RIO COLORADO DE ARIZONA

Pasamos por el desierto de Arizona donde si ponías un huevo en el techo de la Bambi se cocinaba en 4 segundos y eso que no era todavía verano.

BAMBI EN EL DESIERTO DE ARIZONA

Dormimos en un camping a lo largo del río donde la mañana siguiente Charlie, después de jugar un rato a frisbee, se metió para refrescarse al agua.

Paramos en un bar sobre la histórica Ruta 66 en la ruta 66.

BAR SOBRE LA HISTORICA RUTA 66

Tomamos un enorme y típico desayuno americano con huevos revueltos, panceta, papas y café. Parecía un almuerzo!! Estaba muy rico!

INTERIOR DE UN BAR

Regresamos a Los Ángeles y dejamos La Bambi guardada en el estacionamiento pagando 75 dólares al mes, y le dejamos las llaves a Manuel. Nos despedimos de todos los seres queridos en LA, mi prima Pam y Albert, su esposo, Ashlee, Danika, Andrés, Dersen y el Tio Calzoncillo ( el tio divino de Manuel). Manuel nos acompañó a LAX.

SO LONG LOS ANGELES

Tomamos el avión que hizo escala en México DF para llegar a BA.
En Buenos Aires nos quedaremos unos meses, visitaremos a la familia y los amigos y descansaremos un poco de éstos dos años de nomadismo. Paolo aprovechará para sacar la Visa en la embajada USA, entonces tener todos los papeles listos para regresar en el 2011 a LA y completar nuestro viaje.